El señor zorro pronto se vio desbordado por su deseo de conocer mundo. Fuera habían un mundo prodigioso, esperando ser descubierto. dentro todo lo conocido que le daba orden y seguridad. Pero desde su miserable punto de vista, totalmente egoísta e irracional, la decisión estaba tomada desde que el pequeño zorro le había abandonado el verano pasado. Le seguiría lo pasos, hasta dar con él. Incluso si eso le obligaba a abandonar sus frágiles convicciones.

  • Artesania Amigurumi