El señor conejo tuvo que irse a otro país, cuando comprobó que sus tierras habían sido invadidas  por un tipo de ardilla muy conflictiva, más que nada porque era aficionada a pintar sus dominios de un insoportable rosa chillón.

  • Artesania Amigurumi